6 de abril Día Mundial de la Actividad Física

“Todos los martes hacemos con los pacientes de nuestra unidad de rehabilitación cardiaca del IRF charlas sobre Educación para la salud. Lo llamamos curso de paciente experto en enfermedades cardiovasculares porque pensamos que la formación del paciente crónico y de sus familiares se convierte en un pilar fundamental del sistema, capaz de transformar a pacientes activos, en pacientes que se preocupan por su salud y se hacen responsables de obtener la mejor asistencia sanitaria posible y de controlar la evolución de su enfermedad.”

José María, Mercedes y Laura

Les hablamos de los tipos de cardiopatías que hay, de los beneficios del ejercicio físico y la importancia de los hábitos alimentarios saludables entre otras cosas. Uno de los aspectos por los que nos suelen preguntar es por cuánta cantidad de ejercicio deben hacer y durante cuánto tiempo.

Con la respuesta que les damos se sorprenden. Y es porque decimos que tanto para personas sana como con patologías, la cantidad y duración de ejercicio debe la misma es decir, todos debemos hacer regularmente ejercicio físico, mínimo de 2 a 3 veces por semana durante 1 hora. Lo que si varia es, como es lógico, la intensidad.

Todos debemos preocuparnos y ocuparnos de mantener el sistema cardiovascular con acciones que estimulen la circulación sanguínea, el intercambio gaseoso, el aporte nutricional, el llenado y vaciado de los depósitos energéticos. Es decir que si estás sano debes preocuparte por “custodiar la salud”, es decir hacer ejercicio físico para mantenerte sano y tener calidad de vida. Y si ya no lo estás tanto, si has sufrido algún evento cardiaco o cualquier otra enfermedad, también el ejercicio físico es la pildorita que servirá para añadir vida a los años y no años a la vida.

Es definitiva, como decía Izaac Walton, un escritor inglés, todos tenemos que cuidar el cuerpo, ya que es el único lugar donde tenemos que vivir.

Se dice que hay diferencia entre los conceptos de actividad física y ejercicio físico, es que la primera es una actividad realizada en el hogar, en el trabajo, en el transporte público o durante el tiempo libre. La OMS la define como “cualquier movimiento corporal producidos por músculos esqueléticos que exija gasto de energía”.

Y ejercicio físico es algo planificado, estructurado, repetitivo y dirigido hacia un fin, el cual es modificar las aptitudes físicas y mantenerse saludable. Esta definición incluye un factor importante que es la voluntad.

Por último estaría el deporte, que es una actividad física especializada de carácter competitivo. Según la Real Academia Española es “la actividad física ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”

¿y tú dónde estás, en qué situación te encuentras?

Ahora que tenemos claro estos conceptos es el momento de que te plantees qué nivel de actividad física, ejercicio físico o deporte desarrollas semanalmente para cuidar tu salud.

Para que te sirva de orientación te diremos que necesitas al menos 30 minutos de actividad moderadamente intensa, cinco veces a la semana para disminuir tu riesgo de enfermedades coronarias, diabetes tipo 2, cáncer de colón, y osteoporosis, además de prevenir el riesgo de incremento de peso corporal.

Te dejamos un enlace con la Guía para aumentar los niveles de actividad física de la OMS, que pretende ayudar a los países a elaborar, desarrollar y aplicar planes nacionales de actividad física.

Guía para aumentar los niveles de actividad física

Mercedes Coello Cremades @MadFisioterapia
Fisioterapeuta en el Instituto De Rehabilitación Funcional La Salle
Licenciada en Ciencias de la Actividad física y el deporte


Bibliografia:
Rae, R. A. E. (2001). Diccionario de la lengua española. Vigésima segunda Edición.
World Health Organization. (2010). Recomendaciones mundiales sobre actividad física para la salud.

Ir al contenido