Horario:Lun-Vie 8:00 AM - 9:00 PM

¿Es peligroso hacer ejercicio físico?

imagen destacada post sobre peligors de ejercicio físico

¿Es peligroso hacer ejercicio físico?

No son infrecuentes las noticias de muertes en personas que realizan ejercicio físico, en muchos casos jóvenes deportistas o en futbolistas.

Existe suficiente evidencia de que la práctica habitual de ejercicio produce efectos  positivos a nivel de calidad de vida. Por otro lado, diversas publicaciones han destacado que las personas físicamente activas desarrollan con menos frecuencia cardiopatía ateroesclerosa coronaria.

El incremento de actividad deportiva se acompaña de un mayor porcentaje de complicaciones, relacionadas directamente con el tipo de ejercicio practicado (“codo de tenista”, lesiones de columna en los golfistas, posibilidad de traumatismos en los motoristas o ciclistas) y, en la mayoría de los casos, de la existencia o no de enfermedades.

La mala práctica del ejercicio puede dar lugar a complicaciones leves, como lesiones articulares del tren inferior por correr con unas malas zapatillas, o graves secundarias a hacer esfuerzos intensos después de una comida muy copiosa o con calores extremos.

Sin embargo, en los últimos años, se han publicado varios episodios de muerte súbita (MS) en futbolistas y atletas de alto nivel o recreacionales. Pueden presentarse durante la realización del ejercicio o en los minutos que siguen al mismo.

Aunque la incidencia de MS es baja, los datos sugieren que hay una relación directa con la práctica del ejercicio en «personas predispuestas».

Los estudios médicos indican que la mayoría de las muertes súbitas, relacionadas con el ejercicio, se presentan en atletas recreacionales y son debidas a: 1) anomalías cardiovasculares no detectadas previamente; 2) La realización de esfuerzos de alto nivel en personas mal entrenadas.

Suarez-Mier y colaboradores. (Forensic Sci Int 2013) analizaron 168 casos de MS relacionada con el deporte (165 en deportistas recreacionales) La edad media de los estudiados era de 37 años. Los deportes practicados fueron: ciclismo (29%), futbol (25,5%) y carreras (8,9%). La cardiopatía isquémica fue la principal responsable (50%), especialmente en mayores 35 años donde llegó a explicar el 85% de los casos. A edades más jóvenes los principales diagnósticos fueron la miocardiopatía arritmogénica (7,7%) y la miocardiopatía hipertrófica (7,1%). En 19 casos no fue posible determinar la causa de la muerte.

Por tanto, es preciso asumir que «la realización habitual de actividad deportiva puede dar lugar a un aumento de riesgo de muerte durante la práctica de la misma». En este momento y, admitiendo los efectos positivos de la práctica deportiva, aparecen dos preguntas de gran importancia: 1) ¿es posible evitar los riesgos?, 2) ¿los beneficios superan los riesgos?

La primera pregunta tiene una respuesta clara y precisa. Los riesgos disminuirían si se efectuaran controles médicos previos a la realización de cualquier deporte, sobre todo en las personas que inician la práctica del mismo en edades medias de la vida y de forma prioritaria si tienen factores de riesgo (hipertensión arterial, tabaquismo, obesidad, diabetes, colesterol elevado) de ateroesclerosis.

Consigue el libro del Dr José maría maroto, Rehabilitación cardiovascular: 101 preguntas esenciales

Es necesario evitar la mala práctica de la actividad física. No es infrecuente que, durante las transmisiones televisivas de la vuelta a España, aumente el índice de personas que deciden practicar el ciclismo durante los fines de semana. Muchas de ellas en la cuarta o quinta década de la vida son obesas, fumadoras y están sometidas a intenso estrés durante el resto de la semana.

También es habitual ver a personas con claro sobrepeso realizar ejercicio en el mes de julio para «poder ponerse el bañador» en vacaciones. Tienen la errónea creencia de que se pierde peso cuando al mediodía (40º de temperatura ambiente) se efectúa el entrenamiento vestido como en invierno, incluso con plásticos que «favorezcan el sudar». Con esta actitud, en el mejor de los casos se perderá agua (que se recupera en las siguientes horas bebiendo, incluso cerveza), con alta posibilidad de tener complicaciones muy graves (deshidratación, golpe de calor, muerte súbita).

Los practicantes habituales de ejercicio deben consultar a su médico cuando aparezca sintomatología que previamente no existía. En muchas ocasiones pueden ser consecuencia de sobreentrenamiento, pero en otras son secundarias a alguna patología orgánica.

La Estadística de Deporte Federado, elaborada por el Consejo Superior de Deportes (CSD), con la colaboración de la División de Estadística y Estudios del departamento ministerial. Muestra que, en 2020, el número total de licencias federadas deportivas fue de 3.841.900 el 76,5% de las licencias federadas corresponden a hombres y el 23,5% a mujeres. Del total de licencias federadas deportivas en 2020, el 80,5% se corresponden con 15 federaciones, concretamente Fútbol, Baloncesto, Caza, Golf, Montaña y escalada, Judo, Voleibol, Balonmano, Atletismo, Ciclismo, Pádel, Tenis, Natación, Kárate y Patinaje.

El número de deportistas considerados como de alto nivel es de 74.459. Es probable que gran parte de los profesionales hayan sido sometidos a un chequeo médico exhaustivo.  

En ningún país del mundo se realizan los estudios pertinentes, a los deportistas federados, por el altísimo coste de los mismos.

El metaanálisis efectuado por Foster y Porcari (Revista de Rehabilitación Cardiopulmonar, 2001) analizando once publicaciones (seis en sujetos sanos y cinco en pacientes incluidos en rehabilitación cardiaca), demostró una menor incidencia de complicaciones graves durante la realización de ejercicio físico en los pacientes cardiópatas. Las razones que explican estos hallazgos son:

  1. Los cardiópatas que inician los programas de entrenamiento están perfectamente estudiados.
  2. No suele ocurrir lo mismo con las personas supuestamente sanas, muchas de ellas con factores de riesgo coronario, que inician ejercicio sin estudios médicos previos, ni controles durante la práctica de los mismos.

Es seguro que estos datos sobre las complicaciones del ejercicio pueden aplicarse a los pacientes que realizan entrenamiento físico no supervisado, pero perfectamente planificado por su cardiólogo tras los estudios pertinentes.

Dr. José María Maroto-Montero (Cardiólogo)

Mercedes Coello Cremades (Fisioterapeuta)

Rosa Merchán (Enfermera)

Unidad de Rehabilitación Cardíaca

Rehabilitación cardiovascular: 101 preguntas esenciales

El doctor José María Maroto Montero, coordinador de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Instituto de Rehabilitación Funcional La Salle, contesta en este libro a las 101 preguntas más frecuentes de los enfermos y sus familiares.

Respuestas comprensibles cuyo objetivo primordial es evitar que la falta de información incida negativamente en la recuperación física y psíquica de los afectados.

Si necesitas ayuda o ampliar información contacta

Información importante sobre el cumplimiento del RGPD (Reglamento General de Protección de Datos).

  • Responsable: Comunidad del Centro Superior Universitario.
  • Finalidad: Poder enviarle información la información solicitada a través de este formulario y poder enviarle otras comunicaciones sobre ofertas y promociones del IRF La Salle.
  • Legitimación: El consentimiento y aceptación de la política de privacidad al enviar el formulario.
  • Destinatarios: Sus datos se guardarán en wp-engine, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Asegurando que tus satos están protegidos.
  • Derechos: Tendrá derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos en caso de que lo desees.

Gracias

Hemos recibido su mensaje, nos pondremos en contacto lo antes posible, gracias por contactar con el Instituto de Rehabilitación Funcional La Salle.

Ir al contenido