Reentrenamiento específico en actividades de la vida diaria

El Marco de Trabajo para la práctica de la Terapia Ocupacional de la AOTA define que las áreas de ocupación se ordenan en las siguientes categorías: actividades de la vida diaria, actividades instrumentales de la vida diaria, descanso y sueño, educación, trabajo, juego, ocio y participación social. 

Las actividades de la vida diaria (AVDS) se definen cómo todas aquellas actividades que están orientadas al cuidado del propio cuerpo y son fundamentales para vivir en un mundo social que permitan la supervivencia y el bienestar. Dentro de ellas nos encontramos con bañarse, ducharse, cuidado del intestino y la vejiga, vestirse, comer, alimentación, movilidad funcional, cuidado de los dispositivos de atención personal, higiene y arreglo personal, actividad sexual y aseo e higiene en el inodoro. 

El reentrenamiento de las actividades de la vida diaria (AVDS) es una de las principales funciones que desempeña el terapeuta ocupacional y una de las finalidades es conseguir la máxima autonomía posible de la persona. Antes de pasar a la intervención debemos realizar el proceso de evaluación para conocer las limitaciones por las cuáles el niño no puede desarrollar el desempeño ocupacional de la manera deseada. En este proceso tendremos que recoger información descriptiva sobre el nivel actual de desempeño ocupacional, conocer las necesidades y limitaciones de la participación ocupacional, analizar los potenciales de la persona y contexto, conocer las estrategias usadas (efectivas o no) por el propio usuario sin la intervención de ningún profesional de la salud y establecer un diagnóstico ocupacional. En pediatría acompañamos este proceso rellenando escalas de valoración como son The Functional Independence Measure for Children (WeeFIM) y The Pediatric Evaluation of Disability Inventory (PEDI) que permiten determinar el grado de independencia y la máxima función que pueden obtener los niños. Estas escalas pueden ser cumplimentadas por los padres, mediante entrevista o por observación directa del niño.  

Una vez realizado el razonamiento clínico, se realizará una intervención directa sobre aquellos componentes del desempeño ocupacional donde el niño presenta dificultades, así como se comenzará con el reentrenamiento de la propia actividad.  Al comienzo realizaremos con el niño juegos o actividades que simulen la tarea donde presenta dificultades, una vez adquiridas las competencias realizaremos esa tarea en la clínica y el último paso sería generalizarla en los diferentes entornos. Por ejemplo: un niño que no puede o no sabe abrocharse los cordones, evaluaremos qué componentes del desempeño ocupacional están afectados y los trabajaremos directamente. Cuando sus destrezas hayan mejorado, comenzaremos a incluir juegos donde deba de abrochar tiras de fieltro de botones grandes haciendo una fila. Posteriormente graduaremos la actividad, por ejemplo, disminuiremos el tamaño de los botes, y cuando consideremos que el niño está preparado le pediremos a la familia que traigan a sesión una prenda de vestir para que trabajemos directamente la actividad. Cuando el niño sea capaz (casi paralelamente a esta última parte del proceso) podrá empezar generalizar abrocharse esa prenda en otros contextos como puede ser su cada o el colegio. 

Algunos de los métodos que pueden formar parte de la graduación de la actividad y su realización son:

  • Simplificación de la tarea o actividad.
  • Posicionamiento del material, de las herramientas del paciente.
  • Utilización ayudas técnicas, férulas o equipo adaptado.
  • Modificación y/o adaptación herramientas.
  • Modificación del material: peso, resistencia, forma, tamaños, texturas, colores…
  • Adición de resistencia a la persona o las herramientas.
  • Modificación de la duración, velocidad o repetición de la actividad.
  • Modificación del contexto (temporal, físico, social, cultural), localización del entorno en el que se realiza la actividad o tarea.
  • Número de participantes: requerimientos de interacción con otros.
  • Ayuda del terapeuta del personal auxiliar.
  • Enseñanza de métodos nuevos para la realización de la actividad.