Servicio de hiperbçarica

Tratamiento con Oxigenación Hiperbárica (TOHB)

La cámara hiperbárica se utiliza para llevar a cabo el Tratamiento con Oxigenación Hiperbárica (TOHB), método no invasivo que consiste en el suministro de oxígeno en un entorno presurizado.

La presión atmosférica ambiental normal es de 1 ATM y respiramos tan solo 21% oxígeno. Dentro de la cámara hiperbárica, hay una presión atmosférica de 1.45 ATM y se respiran concentraciones de oxígeno cercanas al 100%.

El principio que explica el funcionamiento de la cámara hiperbárica es la ley de Henry. Está ley dice que «los gases se diluyen en los líquidos cuando están sometidos a presión». Para entender esta ley y así el funcionamiento de la cámara hiperbárica, debemos visualizar una botella de agua mineral gasificada. Cuando la botella está cerrada, el líquido dentro está bajo presión y no vemos burbujas. En estas condiciones, el agua se encuentra a una presión de 1.1 ATM y logra, como explica la ley de Henry, hacer que el gas se diluya. Es recién al abrir la botella que, por la falta de presión, aparecen las burbujas.

De esta misma forma funciona nuestro cuerpo. La sangre es líquida y la cámara hiperbárica viene a ser el envase, la botella. La cámara hiperbárica presuriza a 1.45 ATM, y al respirar oxígeno allí dentro logramos que se diluya en la sangre, elevando varias veces su disponibilidad en todos los tejidos del cuerpo. Esto produce una Hiperoxia que desencadena una extensa cadena de beneficios en el cuerpo y se aplica en numerosas patologías de distintas especialidades.

La sesión de Cámara Hiperbárica debe ser relajante y placentera. Se ingresa con ropa cómoda, sin calzado y con los elementos que el paciente considere necesarios para sentirse confortable, como almohadas, mantas o libros. Para obtener la máxima eficiencia en el tratamiento, tanto la duración como la cantidad de sesiones y su periodicidad, deben ser indicadas por el médico especialista.

La acción del oxígeno hiperbárico diluye altas dosis de O2 en el plasma sanguíneo siendo utilizado rápidamente por las células y alcanzando tejidos donde la perfusión está comprometida.

El tratamiento de oxigenación hiperbárica acelera la recuperación y rehabilitación de tejidos y lesiones ligamentarias, tendinosas, articulares y musculares.

Asimismo, estimula la recuperación luego de un esfuerzo competitivo, optimizando el entrenamiento, resistencia y volumen muscular. Disminuye la fatiga crónica produciendo aumento de la perfusión sanguínea a nivel del sistema nervioso central, actúa sobre neurotransmisores y recupera la elasticidad de los glóbulos rojos.

Creemos en la atención integral y en una práctica clínico-educativa basada en la evidencia. Basándonos en los resultados de una evaluación específica de cada problema se tomaran las decisiones clínicas más acordes a las últimas investigaciones, desarrollando el conocimiento de las mismas para integrar abordajes como:

  • Técnicas específicas de tratamiento neurológico (Bobath).
  • Terapia de Integración Sensorial.
  • Terapia acuática.
  • Psicomotricidad.
  • Fisioterapia musculo-esquelética.
  • Fisioterapia respiratoria (Drenaje autógeno, etc).
  • Fisioterapia cardio-vascular.
  • Análisis de la marcha en laboratorio de Análisis de Movimiento.
  • Posturografía Dinámica Computerizada.
  • Terapia multisensorial en entorno Snoezelen.
  • Terapia de movimiento inducido por restricción.
  • Adaptación de ordenadores y nuevas tecnologías.
  • Problemas de aprendizaje y técnicas de estudio.
  • Realidad virtual.
  • Trastornos del lenguaje y la comunicación.
  • Terapia conductual.
  • Habilidades sociales. Programas y técnicas.
  • Sistemas aumentativos y alternativos de comunicación.
  • Rehabilitación visual.
  • Elaboración de plantillas a medida.
  • Terapia bimanual HABIT.
  • Terapia de juego.

Descarga nuestro tríptico

En él encontrarás más información sobre nuestra unidad