Logopedia y nuevas tecnologías: aplicaciones y novedades.

Logopedia y nuevas tecnologías: aplicaciones y novedades.

En este post os hablamos sobre las nuevas tecnologías y su aplicación en logopedia. Haremos un breve repaso del avance científico-tecnológico en la historia, hablaremos sobre la Logopedia como ciencia y sobre áreas de aplicación y usos que nos ofrecen los diferentes recursos tecnológicos en esta área.

Evolución del concepto de tecnología y del desarrollo científico

Hoy en día todo avance científico y tecnológico es susceptible de aplicación práctica en cualquier disciplina y conocimiento humano.

Estos avances fueron posibles gracias al cambio de paradigma que tuvo su culminación en el renacimiento, momento histórico en el cual se empieza a adquirir el conocimiento o el saber a través del método científico y la razón empieza a dominar a la creencia de épocas anteriores. Por otro lado, fue importante el despliegue tecnológico-industrial que se desarrolla y culmina en la revolución industrial y que dota al ser humano de una capacidad tecnológica como nunca antes se había visto.

Ambos elementos, avance científico y tecnológico-industrial, se fueron desarrollando y amplificando, a la vez que se aprovechaban dichos conocimientos nuevos y se empezaron a aplicar a distintas actividades realizadas por el ser humano. (4,7,9)

En el caso del lenguaje, por ejemplo, la psicolingüística ha ido introduciendo el ordenador como herramienta experimental, para poder, entre otras cosas, realizar un control del tiempo de reacción en evaluación de lectura, sintaxis, etc, para más tarde acabar produciendo tecnologías más complejas y específicas como, por ejemplo, el control de movimientos oculares. (6)

Así, no solo en el espacio de la medicina ni del conocimiento puramente teórico se ha podido llegar hasta el punto que hoy conocemos sino también en el ámbito de la comunicación o información el desarrollo ha sido exponencial. (4, 7, 9)

La logopedia y el avance tecnológico

Podemos definir la logopedia como la disciplina encargada del estudio, prevención, detección, evaluación, diagnóstico, tratamiento e investigación de patologías, trastornos o dificultades que cursan con alteraciones en algún aspecto de la comunicación humana (voz, habla y lenguaje) o con alteraciones miofuncionales que involucren a procesos como la respiración, la deglución o la masticación.

Los logopedas intervienen en todas las etapas de la vida en las que se presenten alteraciones de la comunicación y del lenguaje y lo hacen desde distintos ámbitos, entre los que nombramos el ámbito sanitario (hospital, centros de rehabilitación, centros audio protésicos, servicios neonatales, unidades de cuidados intensivos, centros de atención temprana, unidades de rehabilitación neurológica, etc); el ámbito educativo (equipos de asesoramiento psicopedagógico, escuelas infantiles, colegios públicos y privados, aulas y centros de educación especial, etc) o el ámbito socio-asistencial (atención temprana, centros de educación infantil y colegios, centros de tercera edad, centros de día, asociaciones, atención domiciliaria, juzgados o residencias geriátricas). (5)

Para conocer mejor qué es la logopedia y el trabajo del logopeda desde una unidad de rehabilitación neurológica, acceder al post anterior donde hablábamos sobre esto.

Por tanto, ya sea en cualquiera de los ámbitos, debemos tener en cuenta lo que el avance tecnológico ha supuesto para la logopedia y la cantidad de recursos tecnológicos destinados a cubrir las necesidades de personas que cursan con alguna dificultad en el proceso de comunicación y en el lenguaje oral y/o escrito que cubren en parte las necesidades de personas que padecen algún trastorno tanto en evaluación como en la intervención logopédica.

Entre las nuevas tecnologías disponibles, las de mayor relevancia e impacto en el sector logopédico son los sistemas multimedia, que son sistemas interactivos con múltiples códigos. La palabra multimedia hace referencia al uso del ordenador para presentar y combinar diferentes códigos como textos, gráficos, audios y/o vídeos permitiendo a su vez al usuario interactuar, crear y comunicarse. (6) El uso continuado de estos sistemas, junto con la imaginación y el buen hacer de los profesionales de la Logopedia supone el descubrimiento de nuevas utilidades y usos que no se podrían hacer sin el soporte informático. (7)

Entre los tipos de tecnologías existentes, nombramos la mecánica, electrónica, medios audiovisuales y la tecnología interactiva. (6)

Aplicación y usos de las nuevas tecnologías en logopedia

Cabe destacar que dependiendo de la finalidad, podemos utilizar las tecnologías para diferentes fines logopédicos.  Su uso no está enfocado sólo a los procesos de evaluación e intervención, también se utiliza para llevar a cabo investigaciones o para que el profesional se mantenga actualizado, además de facilitar la comunicación, mediante ayudas técnicas, entre otras aplicaciones, como comentamos a continuación: (6, 7)

  • Evaluación y diagnóstico logopédico:

En la evaluación o diagnóstico logopédico, son numerosos los recursos tecnológicos existentes. Estos están preparados para atender a diferentes necesidades, en función del proceso afectado, ya sea la voz, el habla, y/o el lenguaje o deglución.

En cuanto al habla y la voz, podemos mencionar la importancia de los análisis acústicos y/o análisis del espectro sonoro, que permiten una observación detallada de los parámetros individuales de la señal acústica. Muchos de los analizadores actuales son digitales y producen el análisis rápidamente. Un aspecto importante en este tipo de sistemas es la habilidad para realizar grabaciones y almacenarlas. Esta habilidad de cuantificar los aspectos de la producción del habla y voz ha contado con los avances de la tecnología informática. Los productos basados en el ordenador pueden medir varios aspectos de la respiración, la fonación, la resonancia y la articulación, y además al poder cuantificarlo, siendo útiles para conocer una línea base de la ejecución del habla y voz, así como para conocer los cambios a lo largo del tiempo. También se han utilizado este tipo de sistemas para evaluar la función velofaríngea o la resonancia nasal. Algunas de las técnicas más importantes son, por ejemplo, el fonetograma, la estroboscopia, la fibroscopia, el nasómetro, o los estudios aerodinámicos.

Existe también software destinados al lenguaje, que permiten realizar un análisis informatizado del lenguaje, y compararlo con las formas correctas, analizando las características fonéticas, fonológicas, semánticas, sintácticas y/o pragmáticas de las emisiones. (7)

Otra puerta abierta es la posibilidad de realizar test informatizados. Aunque los test más utilizados actualmente en nuestro contexto siguen siendo los de lápiz y papel, entre las innovaciones tecnológicas en el campo de la evaluación debemos hablar sobre los test informatizados, en donde es posible no solo atender a los aciertos, sino también a determinadas variables ligadas a la respuesta al ítem (ej. tiempo de reacción, acciones realizadas, etc.), además de permitir el trabajo con diferentes tipos de información (visual, auditiva, etc) y de facilitar el seguimiento, ya que se pueden comparar resultados, además de poder observar como el sujeto ha realizado la tarea. (6)

Debemos nombrar en este apartado, la importancia de otras técnicas diagnósticas como la videofluoroscopia, la fibroendoscopia o la manometría de alta resolución en patologías que cursan con problemas deglutorios. (3)

Por último, cabe mencionar instrumentos que, a nivel de logopedia, permiten un diagnóstico objetivo en la actualidad, en patologías que implican la disfunción de músculos orofaciales y laríngeos, afectando a procesos como la deglución y/o fonación. Entre ellos, destacamos la figura de la electromiografía de superficie (EMGs), los ultrasonidos o el Iowa Oral Performance Instrument (IOPI). (1, 11, 12)

  • Intervención logopédica:

Al igual que en el resto de los aspectos analizados, la intervención en logopedia también se ha aprovechado de las potencialidades de los nuevos medios tecnológicos: mayor capacidad y rapidez en el procesamiento de la información, posibilidad de utilizar diferentes códigos multimedia, interactividad y control que facilite el seguimiento de las intervenciones. Específicamente para el ámbito de la logopedia adquiere una importancia la posibilidad que brindan algunas aplicaciones para conversión de la información entre diferentes códigos. Nombraremos aquí los sintetizadores de voz, los visualizadores del habla o los sistemas de reconocimiento de voz, entre otros.

En los procesos de intervención en logopedia, las aplicaciones más utilizadas están siendo las aplicaciones multimedia interactivas ya que permiten entre otras cosas, una intervención individualizada, trabajar de forma autónoma, y mayor retroalimentación,  tanto para el paciente como para el terapeuta,  facilitando así el seguimiento del rendimiento alcanzado en las diferentes actividades realizadas e incluso la manera de llevar a cabo la actividad.

Sin embargo, estos equipos son costosos, se alejan del contexto natural de intervención pudiendo producir una sensación de aislamiento, además de requerir de un aprendizaje o un conocimiento del uso básico de determinado programa o del ordenador. (6, 7)

En el ámbito del habla y la voz, los programas se basan en ofrecer al usuario un tipo de información visual o feedback acerca de las características de su producción. La posibilidad de visualizar en tiempo real ciertos parámetros acústicos, segmentarios o suprasegmentarios del habla ha potenciado una serie de equipamientos dirigidos a la reeducación o desarrollo del habla. Debemos tener en cuenta que el papel de los programas es siempre complementario al entrenamiento tradicional, es decir, se necesita la colaboración de un terapeuta. La decisión sobre la mayor o menor adecuación del uso de un determinado recurso tecnológico en el proceso de intervención deberá realizarse por parte del logopeda de forma individualizada, atendiendo a las características de cada uno de los procesos de intervención, las características del sujeto y las aportaciones que la tecnología puede ofrecer en ese caso concreto.

Además, a la hora de elegir los equipos electrónicos, debemos preguntarnos las ventajas e inconvenientes que presentan esos materiales  frente a los tradicionales, y valorar si la relación entre precio y servicio resulta ventajosa. Podemos nombrar entre los programas de voz más utilizados, el SpeechViewer o el Visha.

Paralelamente a estos programas, se han desarrollado otros destinados a aprendizajes específicos, destinados al lenguaje, como programas de enseñanza de la lectoescritura, programas de estimulación lingüística o programas de rehabilitación del lenguaje, entre otros. Estos programas deben adaptarse a las necesidades y características del paciente, y presentan en ocasiones alguna limitación, como por ejemplo, que a partir de cierto nivel, utilizan principalmente el lenguaje escrito como soporte del entrenamiento reduciendo en gran parte el lenguaje oral y por tanto, alejándose de la estimulación clásica, basada en este lenguaje oral. Una de las ventajas es que estos programas cuentan con la posibilidad de sustituir un habla imposible o ininteligible por una voz sintetizada o digitalizada que constituye un elemento favorecedor de comunicación con los demás.

Debemos señalar aquí también ciertos equipos de estimulación auditiva que convierten determinados parámetros del sonido en señales luminosas, por ejemplo, para relacionar la mayor o menor intensidad de la señal acústica, a mayor o menor número de luces, o a hacer corresponder determinada gama frecuencial con una secuencia determinada de colores. Con este feedback, se pretende extraer una información visual de parámetros sonoros como la intensidad, frecuencia y duración.

Relacionado con la audición, destacar la figura de dispositivos electrónicos como los audífonos e implantes cocleares en casos de problemas de audición. (6, 7)

Para conocer mejor qué es el implante coclear y el papel del logopeda en este proceso de rehabilitación, podéis acceder a un post publicado anteriormente sobre implante coclear.

Por último, nombrar como herramienta de intervención la electroestimulación, aplicada sobre todo en patologías que cursan principalmente con dificultades fonatorias y/o deglutorias. (8, 10)

  • Ayudas técnicas para la comunicación:

Una ayuda técnica para la comunicación es un aparato o un dispositivo cuya finalidad es facilitar la comunicación de aquellos sujetos, que debido a algún tipo de deficiencia (motora, sensorial, intelectual) presentan dificultades para comunicarse con su entorno y adaptarse al medio social en el que viven. El uso de estas tecnologías posibilita una mejor calidad de vida para estas personas, favoreciendo una mayor autonomía personal y posibilitando la integración familiar y social. (6)

Los sistemas alternativos de comunicación ofrecen soporte a estas ayudas. Existen múltiples recursos o ayudas técnicas en función de los modos de almacenaje, presentación, selección e indicación de los mensajes. Clasificaremos cuatro modalidades: los tableros de comunicación, los dispositivos de señalización y selección del mensaje, las máquinas de escribir y similares, y los ordenadores y sus periféricos. (7)

Cabe destacar el uso de los comunicadores, dispositivos de selección electrónicos que presentan mayor facilidad que los tableros de comunicación a la hora de seleccionar y pulsar una determinada tecla o zona, y además, están programados con memoria, pudiendo repetir la secuencia completa del mensaje seleccionado y ofrecerla tanto en salida impresa como a través de una voz, que puede ser digitalizada o sintetizada.

Destacamos también, entre todos ellos, el uso del ordenador, ya que estos aportan a la comunicación aumentativa una mayor rapidez y exactitud en la elaboración, selección y emisión del mensaje. Las adaptaciones para cada usuario pueden realizarse sobre el hardware o el software. En cuanto al hardware, consideramos, por un lado, las adaptaciones para el acceso al aparato, tales como teclados de conceptos, modificación del teclado, emuladores de teclado, conmutadores adaptados, etc. Por otro lado, se considera la utilización de distintos periféricos como pantallas, impresora, terminales de voz, etc. En cuanto al software, podemos adaptar diferentes programas, dependiendo del nivel del usuario o según la finalidad buscada. (2, 6, 7)

Podéis ver aquí la sala de Sistemas alternativos y aumentativos de comunicación que tenemos en el IRF La Salle y un vídeo de la semana de nuestro CAMPASAAC

  • Investigación:

Los programas informáticos o los servicios telemáticos son utilizados en las diferentes fases del proceso de investigación. El ordenador es un recurso habitual en la investigación. Existiendo diferentes programas y recursos para cada uno de las etapas de investigación, desde la primera fase de documentación y recogida de información, hasta las fases de análisis y presentación de resultados. (6)

  • Actualización profesional:

Destacar la gran importancia de la Telemática (uso de las redes de comunicación :Internet) para el logopeda, como una herramienta que permite, además de poner en contacto a diferentes asociaciones o colectivos logopédicos,  favorece la difusión de los resultados de investigaciones realizadas en este ámbito, utilizar diferentes recursos de la red, además de, como hemos mencionado anteriormente, posibilita el acceso a recursos on-line, lo que incrementa y diversifica las posibilidades de interacción y comunicación. (6)

Nuevas aplicaciones de la tecnología en la actualidad

Las nuevas tecnologías son el presente, y debemos considerarlas como una herramienta más dentro de la evaluación y la intervención logopédica.

La realidad virtual es una simulación de un entorno real o imaginario creada por un sistema de computación, en el cual el usuario puede tener la impresión de estar y la capacidad de interactuar con los objetos en dicho entorno. Hay varios tipos de  Realidad Virtual, en función del grado de simulación, interacción y la inmersión. Así, podemos clasificar varios tipos:

La realidad no inmersiva es el tipo de realidad virtual más utilizado en programas de rehabilitación neuropsicología o logopédica. En la realidad no inmersiva, también denominada de ventanas o de escritorio, la persona visualiza el mundo virtual 3D en un monitor e interactúa con el sistema a través de un mando, un ratón o un joystick 3D, con el fin de mejorar las capacidades cognitivas como la atención (sostenida, selectiva, alterna), las funciones ejecutivas (planificación, inhibición y control), la capacidad de procesamiento visuoespacial (búsqueda visual y orientación), la memoria (reconocimiento de la información visual y verbal) y el lenguaje.

Los sistemas de Realidad virtual como complemento terapéutico permiten incrementar la duración de la intervención, además de permitir al terapeuta regular la intensidad y dificultad, lo cual favorece a la motivación o adherencia a la terapia. Además, estos sistemas ofrecen un feedback extrínseco o de resultado, mediante el cual la persona puede conocer su progreso en la realización de las tareas virtuales, incrementar el nivel de exigencia y, por lo tanto, la motivación. Dicho feedback también permite la monitorización del rendimiento en las diferentes tareas propuestas por el terapeuta, lo que facilita el seguimiento de la terapia y la realización de ajustes del programa, en caso de que sea necesario. Además, un aspecto muy importante  es que estos sistemas ofrecen la oportunidad de realizar y repetir tareas funcionales de un modo ameno, y de ejecutar con seguridad acciones que en el mundo físico real resultan complejas o imposibles, con las que, según estudios, conseguir una generalización o transferencia de los aprendizajes.

Sin embargo, en logopedia hay escasos programas o software diseñados con fines terapéuticos que permita ofrecer una mayor variedad de tareas y adaptarlas a un mayor número de personas.

Por otro lado, nos encontramos con la telerehabilitación. Este concepto hace referencia a la prestación de servicios por medio de sistemas electrónicos basados en las tecnologías de la información y comunicación. La telerehabilitación facilita la atención rehabilitadora más allá del ámbito hospitalario, la detección de nuevas limitaciones y la evaluación de la eficacia de la intervención. Por tanto, supone una mejora en la calidad de vida de estos pacientes, cubriendo así las necesidades de las personas que acaban de sufrir algún trastorno neurológico o tienen alguna dificultad  motora o económica, por ejemplo, para desplazarse al centro de rehabilitación.

Por último, debemos tener en cuenta las numerosas apps de móvil que surgen tanto en la plataforma digital de Apple como para la plataforma Google Play, dedicadas al área sanitaria, y destinadas tanto para los profesionales como para los pacientes, los familiares o la población general sana. Las diferentes apps en logopedia van destinadas la mayoría a cubrir la evaluación como la intervención, además de adoptar un carácter divulgativo o informativo, con el que adquirir conocimientos o aprendizajes sobre determinadas patología. Dada la abundante cantidad de apps disponibles, es importante que los desarrolladores y diseñadores de estos programas conozcan cuáles son las necesidades de la población para que sus productos sean válidos y eficaces en ese contexto. Del mismo modo, sería importante que los profesionales, pacientes y/o familiares dispusieran de criterios e indicadores que les ayudaran a seleccionar las aplicaciones óptimas para sus necesidades concretas.

Es necesario, por tanto, para llevar a cabo una evaluación e intervención más eficaces y fiables, realizar evaluaciones con instrumentos o técnicas que puedan cuantificar datos para contrastar con posteriores evaluaciones o para establecer una línea base y valorar así si un tratamiento está siendo eficaz, más allá del análisis clínico-observacional o la experiencia clínica del terapeuta. Además, cabe destacar la importancia del avance tecnológico en logopedia, que permite llevar a cabo intervenciones mediante el uso de software o instrumentos enfocados a la patología en concreto, ofreciendo un método de intervención diferente al tradicional. (2)

Bibliografía

  1. Adams, V., Mathisen, B., Baines, S., Lazarus, C., y Callister, R. (2013). A systematic review and meta-analysis of tongue and hand strength and endurance using the Iowa Oral Performance Instrument (IOPI). Disfagia, 28 (3), 350-369.
  2. Cano de la Cuerda, R. (2012). Nuevas tecnologías en neurorrehabilitación. España, Editorial Panamericana.
  3. Cantemir, S., y Laubert, A. (2017). Der physiologische und der pathologische Schluckvorgang. HNO, 65 (3), 261–270.
  4. Chalmers, A. F. (2008). ¿Qué es una cosa llamada ciencia? Editorial Siglo XXI de España
  5. Consejo General de Colegios de Logopedas (2012). Documento del Perfil Profesional del Logopeda. Recuperado de: https://www.coloan.org/downloads/perfil_profesional_logopeda.pdf
  6. Hervás-Gómez, C; Toledo Morales, P. (2007). Nuevas tecnologías aplicadas en el ámbito de la logopedia. España, Editorial @prende.
  7. Iza, M. (2002). Recursos tecnológicos en logopedia. Málaga, Editorial Aljabe
  8. Kosztyła-Hojna B, Kraszewska A, Łobaczuk-Sitnik A, Moskal D, Falkowski D, Biszewska J, Berger G. Pol Merkur Lekarski. (2016). Efectos de la terapia de electroestimulación en casos seleccionados de parálisis de las cuerdas vocales. 41 (241), 19-25
  9. Sánchez Meca, D. (2011). Historia de la filosofía moderna y contemporánea. Alianza editorial
  10. Terré, R., Martinell, M., González, B., Ejarque, J., y Mearin, F. (2013). Tratamiento con electroestimulación neuromuscular de la disfagia orofaríngea en pacientes con ictus. Medicina Clínica, 140 (4), 157-160.
  11. Van Den Engel-Hoek, L., Lagarde, M., y Van Alfen, N. (2017). Ultrasonido de los músculos orales y masticatorios: por qué cada equipo de golondrina neuromuscular debe tener una máquina de ultrasonido. Anatomía clínica, 30 (2), 183–193.
  12. Wang, Y.-C., Chou, W., Lin, B.-S., Wang, J.-J., y Lin, B.-S. (2017). El uso de la electromiografía de superficie en la evaluación de la disfagia. Tecnología y cuidado de la salud, 25 (5), 1025-1028. 
Ir al contenido