Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)

Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)

Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)

Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)Debido a la celebración del día mundial del autismo desde la unidad de atención integral a la infancia y adolescencia hemos querido plasmar los enfoques que más utilizamos en la intervención de terapia ocupacional en el trastorno del espectro autista y cómo se benefician los niños de ellos.

Según el manual diagnóstico del DSM-V, en resumen, los criterios de inclusión del diagnóstico del trastorno del espectro del autismo son:

  1. Deficiencias persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos.
  2. Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades, que se manifiestan en dos o más de los siguientes puntos:
    1. Movimientos, utilización de objetos o habla estereotipados o repetitivos
    2. Insistencia en la monotonía, excesiva inflexibilidad de rutinas o patrones ritualizados de comportamiento verbal o no verbal
    3. Intereses muy restringidos y fijos que son anormales en cuanto a su intensidad o foco de interés
    4. Hiper- o hiporeactividad a los estímulos sensoriales o interés inhabitual por aspectos sensoriales del entorno
  3. Los síntomas han de estar presentes en las primeras fases del período de desarrollo
  4. Los síntomas causan un deterioro clínicamente significativo en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento habitual.
  5. Estas alteraciones no se explican mejor por la discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual) o por el retraso global del desarrollo.

Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)Los terapeutas ocupacionales somos profesionales del ámbito socio-sanitario especializados en la evaluación y el tratamiento de todas aquellas dificultades que pueden alterar la participación de los niños en el desempeño de las actividades de su vida diaria. https://www.irflasalle.es/terapia-ocupacional-la-infancia/

Concretamente en el ámbito pediátrico, la Integración Sensorial, el entrenamiento en AVD’s y el Entorno Snoezelen, entre otras, son los enfoques más utilizados en la intervención de terapia ocupacional en el trastorno del espectro autista.

Integración sensorial

La integración sensorial es la capacidad que tiene el cerebro de recibir la información de las sensaciones de nuestro cuerpo y entorno captada por los diferentes sistemas sensoriales (vista, oído, gusto, olfato, tacto, vestibular y propioceptivo) y generar una respuesta ante estos estímulos. Según cómo se procese esta información la respuesta será más ajustada o más disruptiva. Cuando la respuesta que generamos nos permite participar de manera acorde en las diferentes actividades de la vida diaria, cubriendo las demandas del ambiente y aportado una respuesta eficiente, creativa, autónoma y satisfactoria hablaremos de una respuesta adaptativa. En el caso contrario, en el que el cerebro hace mayores esfuerzos y a su vez alcanza menores éxitos y satisfacción, hablaremos de una disfunción de procesamiento sensorial.

La Dra. A. Jean Ayres (1920-1988), terapeuta ocupacional y neuropsicóloga estadounidense, dedicó su vida a la investigación de la teoría y práctica de integración sensorial (IS), hoy llamada Integración Sensorial de Ayres (ASI, Ayres Sensory Integration), explorando la relación entre cerebro y comportamiento. Este modelo conceptual de terapia ocupacional busca explicar la relación entre déficits en la interpretación de sensaciones del cuerpo y el ambiente, y dificultades académicas y de aprendizaje motor.

Según los estudios más recientes entre un 45% y 96% de los niños con TEA presentas dificultades de procesamiento sensorial manifestando una gran heterogeneidad de sus conductas sensoriales atípicas como pueden ser:

  • Dificultades en la participación de actividades de autocuidado como cortarse el pelo, aseo personal o cortarse las uñas.
  • Dificultades de alimentación como el rechazo a determinadas texturas, la selectividad alimentaria o la negación a introducir nuevos alimentos.
  • Evitación de situaciones donde puedan mancharse, ser tocados por otras personas o andar descalzos en el césped o la playa.
  • Búsqueda excesiva de actividades que impliquen movimiento o trepar en situaciones de riesgo o por el contrario evitación y rechazo de cualquier actividad que ofrezca movimiento por mínimo que sea.
  • Reacción exagerada ante sonidos cotidianos o inesperados como puede ser la aspiradora, el timbre del colegio o la sirena de una ambulancia.
  • Dificultades para llevar a cabo actividades manipulativas finas, como escribir o cortar con las tijeras.

La evaluación desde la Teoría de la Integración Sensorial se basa en el análisis de las conductas según cada sistema sensorial en los diferentes entornos del niño y cómo influyen en su desempeño ocupacional. Implica diferentes formas de recogida de información como test a los padres o profesores, pruebas estandarizadas y observaciones no estandarizadas.

La intervención desde este enfoque se caracteriza por abordar los diferentes déficits sensoriales en un contexto de juego autodirigido en el cual el terapeuta ocupacional adapta continuamente la actividad para ofrecer el resto justo al niño creando una respuesta adaptativa.

Según la literatura, esta intervención de terapia ocupacional en el trastorno del espectro autista puede ofrecer algunos de los siguientes beneficios:

  • Mejora el comportamiento adaptativo, reduciendo los problemas relacionados con el procesamiento y modulación de los estímulos sensoriales
  • Conocimiento sobre estrategias de estimulación.
  • Promociona el lenguaje.
  • Ampliación sobre la conciencia del ambiente y el entorno.
  • Mejora en el comportamiento social y emocional disminuyendo el comportamiento autoestimulativo.
  • Aproximación a nuevas actividades.
  • Aumento de su participación en las actividades de la vida diaria: aseo, vestido, alimentación y el juego.
  • Ayuda a los padres y profesores a comprender los comportamientos y necesidades de los niños

https://www.irflasalle.es/tiene-mi-hijo-problemas-de-integracion-sensorial/

Integración sensorial Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)

Snoezelen

El concepto Snoezelen es un método de estimulación multisensorial que surgió en Holanda en la década de los años 70 y fue creado por dos terapeutas Verheul e Jan Hulsegge, ambos trabajaban con pacientes con problemas intelectuales en el instituto De Hartenberg. Desde entonces, Snoezelen fue expandido y actualmente es utilizado por todo el mundo en todos los grupos de edad, esencialmente buscando la relajación y el bienestar de la persona.

Esta técnica facilita la comunicación entre el niño y el medio, permitiendo descubrir nuevos estímulos sensoriales, lo cual es un factor importante. Estas salas proporcionan confort y seguridad para aumentar su autocompetencia, potenciar sus capacidades y estimular los diferentes sentidos y emociones.

Dentro de la sala multisensorial el trabajo a realizar puede ser diverso, basándose fundamentalmente en cuatro pilares de actuación:

  • Ocio y disfrute del usuario como divertimento.
  • Estimulación de los sentidos primarios.
  • Relajación.
  • Modificación de conducta a través de la atención individualizada.

Snoezelen Integración sensorial Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)

La literatura caracteriza el concepto Snoezelen por ser una sala llena de detalles que forman luces, colores, olores, sabores y texturas. Es un espacio de placer, silencioso, con control de la temperatura ambiente y preparado para estimular los sentidos. La información sensorial está controlada y diseñada especialmente para promover la interacción, la elección y la relación.

Los objetivos de Snoezelen están inmersos en relajación, proporcionar experiencias agradables, autoestima, autoconfianza, autocontrol e inhibir las alteraciones de comportamiento. Aumenta el ánimo en la exploración y actividades creativas, proporciona placer, promueve la elección, aumenta la atención y la reducción de los comportamientos agresivos, el estrés, la ansiedad y el dolor.

Cada sesión es preparada y adecuada a cada persona de acuerdo a la entrevista inicial. No hay registro en la literatura sobre el número de sesiones, pero es esencial 30 minutos para proporcionar un trabajo de calidad.

Los beneficios de la intervención de terapia ocupacional en el trastorno del espectro autista en el entorno Snoezelen  pueden ser:

  • Menos agresividad respecto a otros espacios.
  • Disminución de los comportamientos no adaptativos en frecuencia y duración como las estereotipias o autoagresiones.
  • Mejor respuesta ante la frustración.
  • Disminución de los síntomas de ansiedad.
  • Mayor participación en actividades después de una sesión en sala.

Actividades de la vida diaria

A consecuencia de los problemas sensorio-motores en los niños con TEA, nos encontramos con dificultades en las actividades de su vida diaria, como por ejemplo, en:

  • Alimentación: aproximadamente el 70% de los niños con autismo presentan desórdenes alimentarios, aunque la intensidad de estas dificultades varía mucho de unos niños a otros. Podemos encontrarnos con las siguientes dificultades:
    1. Dificultades derivadas de problemas gastrointestinales: gases o cólicos, estreñimiento o diarrea, flora intestinal reducida, vómitos, alergias e intolerancias:
    2. Dificultades derivadas de los sentidos:
      • Visión: preferencia por determinados colores o formas de los alimentos.
      • Gusto: preferencia por sabores agrios, fuertes, dulces o salados.
      • Olfato: rechazar un alimento por su olor.
      • Audición: rechazar un alimento por cómo suena en la boca del niño o de otra persona.
      • Tacto: rechazo de ciertas texturas y preferencia por alimentos fríos o calientes.
      • Sentido vestibular: coordinación ojo-mano, posición de la cabeza y del cuerpo y dificultad con la integración bilateral.
      • Sentido propioceptivo: demasiada o poca fuerza para usar los cubiertos y pobre consciencia corporal.
    3. Dificultades derivadas del planeamiento motor oral y tono muscular: bajo tono de los músculos faciales, mandíbula abierta y laxa que impide la disociación y movimientos de la lengua más inmaduros.

A continuación, citaremos algunas estrategias que nos pueden ayudar a abordar la intervención de terapia ocupacional en el trastorno del espectro autista en los problemas de alimentación:

  • Los tiempos de comida deben ser momentos agradables y libres de ansiedad.
  • Asegurar un entorno controlado y sin excesiva estimulación.
  • El adulto debe ser directivo, pero siempre manteniendo una actitud de tranquilidad y confianza
  • Debemos priorizar objetivos
  • No ofrecer más alimento hasta estar seguros de que se ha tragado lo anterior
  • Crear rutinas
  • Emplear apoyos visuales y elaborar un contrato

Un apoyo visual es una imagen, o cualquier otra cosa que se percibe por el sentido de la vista, que se usa para comunicar un mensaje. Se trata de una metodología que sirve para que las personas con dificultades para hablar o entender, se sitúen conceptualmente en el contenido semántico de la conversación. Los apoyos visuales pueden ser fotografías, dibujos, objetos, palabras escritas, o gestos. Se usan principalmente para que las personas con TEA puedan comunicarse mejor con sus personas de referencia, y comprendan, además, rutinas, actividades de la vida diaria o situaciones nuevas para ellos, pero también pueden aportar una estructuración espaciotemporal que les sitúe debidamente en el entorno.

  • Autonomía e higiene personal:
    • Lavado de dientes, manos y ducha: nos podemos encontrar en los niños con TEA con algunas de las siguientes dificultades: rechazo a enjabonar la cabeza y secarse con la toalla, rechazo o búsqueda de determinados olores, ruido del agua y presión del agua o dificultad para tolerar la temperatura incluso para mantener la postura adecuada y moverse adecuadamente. Ante estas dificultades podemos ayudar adaptando el entorno para que le sea más accesible al niño y le resulte más cómodos. Es necesario que estos apoyos faciliten los aspectos motores, sensoriales y comunicativos, es decir una explicación a través de un apoyo visual de lo que se espera del niño para esa actividad y en cuánto tiempo debe producirse. Otra forma de ayuda es utilizando la motivación del niño como parte de la rutina (canciones, juguetes preferidos..)
    • Control de esfínteres: en los niños con TEA el control de esfínteres puede ocurrir más tarde, alrededor de los 6 o 7 años. Es importante saber que la adquisición de esfínteres requiere del desarrollo de habilidades lingüísticas, motoras, sensoriales, neurológicas y sociales y que no se debe de iniciar el proceso de enseñanza hasta que el niño no esté preparado biológica y psicológicamente. Para llevar a cabo este aprendizaje es necesario establecer un horario, crear rutinas, emplear refuerzos, asegurar un entorno tranquilo y cómodo y emplear apoyos visuales.
    • Vestido y desvestido: las características más significativas que nos podemos encontrar en estos niños son: preferencia por determinadas prendas o tejidos, o por sus colores y rechazo por otras, aceptar etiquetas o ropa nueva, abrochar botones o cremalleras de las zapatillas. Ante estas dificultades es necesario que respetemos sus preferencias, trabajemos la exposición a prendas nuevas de forma progresiva, realicemos actividades propioceptivas mientras se viste o antes de iniciar la rutina (trepar, saltar, carretilla…) y adaptemos el ambiente proporcionando apoyos.

Actividades de la vida diaria Integración sensorial Intervención de terapia ocupacional (to) en trastorno del espectro autista (tea)

  • Juego: las dificultades en el desarrollo del juego junto con las dificultades en la comunicación e interacción social forman parte de las características de los niños con TEA. A continuación, detallamos las características que pueden presentar en el juego los niños con autismo:
    • Restricción de intereses: escasa motivación hacia una variedad de actividades (juegos)
    • Interés por actividades repetitivas
    • Preferencia por juegos individualizados con escasos momentos de juegos compartidos con los demás.
    • Dificultad para imitar, anticipar…
    • Dificultades de planificación motora

Estas son algunas estrategias que nos pueden servir a la hora de jugar con ellos: conocer su desarrollo de juego actual, organizar el juego en sesiones diarias, enmarcar el juego entre actividades organizadas, plantear actividades de corta duración, escoger el mejor entorno para ese juego y organizar los juegos.

  • Escuela: los niños con autismo se podrían beneficiar de la figura del terapeuta ocupacional en el colegio. De esta manera el terapeuta ocupacional puede ofrecer estrategias sensoriales que ayuden a qué estos niños presten mayor atención y tengan un mejor rendimiento en las diferentes actividades que se les presenta en la jornada escolar. Además, es necesario esta figura en comedores y en los patios para favorecer su participación con el resto de los niños. Para determinar estas estrategias sensoriales es necesario conocer el perfil sensorial de cada niño, por ejemplo, si es un niño con necesidad de estar en continuo movimiento, si necesita más tiempo que el resto para procesar la información, si le molestan los ruidos de su alrededor o qué le toquen, etc

María Nieto Tienda, Alejandra Barbero Esteban

Terapeutas ocupacionales de la unidad de atención a la infancia y adolescencia del IRF la Salle

BIBLIOGRAFÍA

Martos, J; Llorente, M; González; Ayuda, R; Freire, S. Los niños pequeños con autismo: soluciones prácticas para problemas cotidianos. Equipo deletrea.

Urtega, G; Fernández R; Durán, P. Intervención en el entorno escolar desde terapia ocupacional. 2016. Colegio de terapeutas ocupacionales de Navarra.

Abelenda, A.J; Rodríguez E. Evidencia científica en integración sensorial como abordaje de terapia ocupacional en autismo. MEDICINA (Buenos Aires). 2020; Vol. 80 (Sup. II): 41-46

Bracco, J. Uso del perfil sensorial: distinguiendo los resultados entre los niños con trastorno del espectro autista (TEA) argentinos y estadounidenses. Revista chilena Terapia Ocupacional. 2016; Vol 16 Nº1: 125-132

Ortiz Huerta JH. Terapia de integración sensorial en niños con trastorno de espectro autista. TOG (A Coruña) [revista en Internet]. 2014 [fecha de la consulta]; 11(19): [13 p.]. Disponible en: http://www.revistatog.com/num19/pdfs/original5.pdf

Silva Costa FC, Pfeifer L L. Intervención de integración sensorial en niños con trastorno del espectro autista. Revista chilena Terapia Ocupacional. 2016; Vol 16 Nº1: 99-107

Montero González PJ, GArcia Baamonde E. Snoezelen: el despertar sensorial. Puertas a la lectura

Ramos Teodoro A. Terapia Snoezelen em Crianças com Perturbação do Espetro do Autismo – Um estudo de Caso -. Instituto Superior de Ciências Educativas; 2017.

Ir al contenido