La importancia del ejercicio en enfermedades neuromusculares

La importancia del ejercicio en enfermedades neuromusculares

La importancia del ejercicio en enfermedades neuromusculares

Introducción

En este artículo queremos explicar la importancia que tiene el ejercicio, la motivación y la adherencia al tratamiento en personas que padecen cualquier tipo de Enfermedad Neuromuscular.

¿Qué son las enfermedades neuromusculares?

Las enfermedades neuromusculares (ENM) son un grupo heterogéneo de trastornos que se caracterizan por afectar la asta anterior de la médula espinal, nervios periféricos, unión neuromuscular y musculatura estriada esquelética. Pueden afectar tanto a pacientes pediátricos como adultos. La gran mayoría tienen un origen genético pero algunas de ellas pueden ser adquiridas debido a causas tóxicas, inflamatorias, inmunomediadas o metabólicas. Pueden presentarse de manera aislada o formando parte de un compromiso multisistémico.

De manera individual muchas de las ENM son enfermedades que están dentro de las consideradas como enfermedades raras. Las enfermedades raras son aquellas que tienen una baja prevalencia en la población, para ser considerada como rara cada enfermedad específica sólo puede afectar a un número limitado de personas, concretamente cuando afecta a menos de 5 de cada 10.000 habitantes.

La principal causa de mortalidad en pacientes con enfermedades neuromusculares son las complicaciones respiratorias. Es por ello que es muy importante comenzar de manera temprana con la aplicación de técnicas ventilatorias, asistencia de la tos y con el manejo de secreciones bronquiales, todo ello mediante equipos multidisciplinarios, ya que de esta manera mejoraremos la calidad y la expectativa de vida de estos pacientes. En el siguiente post podemos ver de manera más específica como se trabajan estos aspectos y en que se basa la fisioterapia respiratoria en un tipo de ENM como es la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

La importancia de trabajar desde Fisioterapia Respiratoria en la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)

Sintomatología

La clasificación y la clínica de las ENM dependen del lugar en donde se encuentra la afectación como podemos encontrar en el siguiente post:

¿Qué son las enfermedades neuromusculares?

Por lo tanto esto conlleva una amplia heterogeneidad tanto en sus manifestaciones como en el pronóstico que presentará el paciente, pero si es cierto que la característica principal que tienen en común todas las ENM es la atrofia muscular y la debilidad de manera progresiva, y es en esto en lo que queremos centrar este post.

La característica principal que tienen en común todas las ENM es la atrofia muscular y la debilidad de manera progresiva Haga clic para Tweet

Abordaje rehabilitador:

Para cualquier persona que presente un trastorno muscular, el ejercicio tiene beneficios para mantener o mejorar la fuerza, maximizar la función, así como disminuir el posible dolor y contracturas. También se ha observado que la falta de ejercicio contribuye a un desacondicionamiento físico y al desarrollo de un círculo vicioso que favorece el aumento de peso y mayor dificultad para realizar ejercicio. En los pacientes con ENM el riesgo a dicho desacondicionamiento es mayor, dado que los procesos fisiológicos de recuperación están alterados e incluso con periodos cortos de inactividad puede conllevar retracciones, deformidades vertebrales y aumento del compromiso pulmonar a causa de patrones restrictivos. Es por eso que en ellos el ejercicio es fundamental, siempre guiado y recomendado por parte de los profesionales de la salud para garantizar que los ejercicios sean seguros y no haya ningún movimiento o ejercicio contraindicado que pueda ser lesivo.

La literatura sugiere que el abordaje siempre debe ser de manera individualizada, realizando un ejercicio submáximo y adaptado a la clínica de cada patología, con metas de tratamiento que sean alcanzables y que a menudo deben ser reanalizadas para evitar el sobreentrenamiento. Dicho sobreentrenamiento está caracterizado por la instalación de síntomas que reflejan una relación no equilibrada entre el esfuerzo y la tolerancia al mismo, lo que provoca una disminución del desempeño físico y un aumento de las lesiones musculares.

Se ha visto que el entrenamiento con ejercicios aeróbicos intensos acelera la degradación motora, pero por el contrario, los ejercicios de baja intensidad de manera repetida mantienen o aumentan el reclutamiento de unidades motoras y por lo tanto la función contráctil. También se ha visto que la terapia acuática causa menor pérdida de motoneuronas, sobre todo de aquellas que inervan fibras musculares fásicas y que la estimulación eléctrica funcional en fibras de contracción lenta combinada con ejercicios de resistencia de baja intensidad es beneficioso para mejorar la fuerza y la funcionalidad.

Los ejercicios de baja intensidad de manera repetida mantienen o aumentan el reclutamiento de unidades motoras y por lo tanto la función contráctil Haga clic para Tweet

Como conclusiones quiero destacar que la combinación de ejercicio aeróbico moderado junto con ejercicio terapéutico submáximo contribuye a un mejor control de la debilidad muscular, mayor aptitud cardiorrespiratoria y mejoría del patrón de marcha, lo que conlleva una mejoría en la funcionalidad de los pacientes con ENM. Se debe evitar el sobreentrenamiento, el ejercicio aeróbico de alta intensidad, ejercicios de resistencia de alta intensidad que causen fatiga muscular y ejercicios que causen dolor articular.

Al tratarse de enfermedades degenerativas de curso progresivo es muy importante iniciar lo antes posible un tratamiento neurorehabilitador guiado por un grupo profesionales cualificados que trabajen de manera interdisciplinar con el objetivo de mejorar y mantener el mayor grado de funcionalidad. Y por último quiero destacar la importancia de la motivación y la adherencia terapéutica, algo de lo que se debe concienciar tanto los familiares, como el propio paciente, ya que gracias a esto podremos obtener mayores beneficios durante el proceso asistencial.

Elena García Romojaro

Fisioterapeuta En Unidad de Rehabilitación Neurológica.

Bibliografía:

  1. Orsini M, Hydee R, Araújo L, Menezes Silveira de SL, Guilherme J et al. Neuromuscular diseases: revisiting the “overtraining”. Fisioter. Pesqui. 2014; 21(2):101-102.
  2. Barros G, Moreira I, Ríos R. Tratamiento, rehabilitación y manejo global de las enfermedades neuromusculares. Revista Médica Clínica Las Condes. 2018; 29(5): 560-569.
  3. LaFontaine T, Toedebusch B. Strength and Conditioning for Persons with Muscular Dystrophy. Strength and Conditioning Journal. 2005; 27(3): 39
  4. Piedra EG. Propuesta de atención para la prescripción de ejercicio en el paciente portador de distrofia muscular en la clínica de distrofias musculares. Universidad de Costa Rica. 2018.
  5. Avedaño M, Güell R. Rehabilitación en pacientes con enfermedades neuromusculares y con deformidades de la caja torácica. Arch Bronconeumol 2003; 39(12):559-65.
  6. Federación ASEM. ¿Qué son las Enfermedades Neuromusculares? [sede Web]. Barcelona. Disponible en: https://www.asem-esp.org/que-son-las-enm/
  7. Diego M, Chaustre R, Willington Chona S. Distrofia muscular de Duchenne. Perspectivas desde la rehabilitación. Rev Med. 2011; 19 (1): 45-55.
  8. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía (AETSA). Efectividad y seguridad de la fisioterapia en pacientes con enfermedades degenerativas neuromusculares. Consejería de Salud. 2017.
  9. Federación Española De Enfermedades Raras. FEDER. ¿Qué son las enfermedades raras o poco frecuentes? [sede Web]. Disponible en: https://enfermedades-raras.org/index.php/enfermedades-raras
  10. Cruz E, Galán G. Adherencia terapéutica. Enf Neurol (Mex). 2012; 11(2): 102-104.

 

No te pierdas nuestras novedades, ¡suscríbete!

Al suscribirte recibirás un correo para confirmar la suscripción, no te olvides de revisar la carpeta de Spam.​

Ir al contenido