¿Cómo puede ayudar la fisioterapia en la Encefalitis?

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia en la Encefalitis?

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia en la encefalitis?

Conmemorado el día mundial de las personas con Encefalitis, desde la Unidad de Rehabilitación Neurológica del IRF La Salle hemos escrito este post sobre cómo puede ayudar la Fisioterapia en personas con Encefalitis. Esperamos que os sirva y ya de paso, ayudar a dar mayor visibilidad a esta enfermedad.

La encefalitis es la inflamación del parénquima cerebral asociada a un conjunto de disfunciones neurológicas, y ocurre por razones víricas o autoinmunes que atacan al sistema nervioso central, siendo el primero el más común. Gracias a la protección estructural del cerebro en el cráneo óseo, y su protección celular por la sangre-cerebro y las barreras del líquido cefalorraquídeo, estas infecciones son extremadamente raras, aunque los organismos que causan la mayoría de estos casos no lo sean.

Debido a esta inflamación las células nerviosas se ven afectadas y en ocasiones hasta destruidas. Al daño resultante se le conoce como lesión cerebral adquirida.

La forma en que la encefalitis afecta a cada paciente es muy variable, por lo que no todos tendrán el mismo resultado. La pérdida de la función del cerebro de esta lesión puede tener consecuencias menores o más significativas dependiendo de la magnitud del daño; esta variará acorde a la causa de la inflamación y la gravedad, así como a las partes del cerebro afectadas y lo efectivo y rápido que haya sido el tratamiento. Podemos abarcar los problemas resultantes agrupándolos en problemas cognitivos, dificultades físicas, consecuencias emocionales y cambios de comportamiento.

¿Cómo se contrae?

Las infecciones del sistema nervioso central (SNC) dependen de varias razones, como son la genética del huésped y los factores ambientales, aunque generalmente los elementos son en gran parte desconocidos.

Estas infecciones pueden dividirse en aquellas que afectan principalmente al espacio subaracnoideo –dando como resultado una meningitis– y las que involucran el cerebro (encefalitis) y/o la médula espinal (encefalomielitis).

La mayoría de las infecciones del SNC se deben a las infecciones virales.
La meningitis, por ejemplo, es más comúnmente viral, y no es mortal; además, por lo general tiene una recuperación completa. Sin embargo, cuando se trata de una meningitis bacteriana, causada con mayor frecuencia por Streptococcus pneumoniae, puede llegar a ser potencialmente letal.

Entre los síntomas propios de los casos leves de encefalitis, se suelen incluir fiebre, dolor de cabeza, falta de apetito, falta de energía y un malestar general.

En los más casos graves podemos encontrar además fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, rigidez de cuello, confusión, convulsiones, problemas de habla, pérdida de memoria y hasta cambios de personalidad.

Aunque a veces puede aparecer una sintomatología propia de la infección viral, lo más frecuente es que esta aparezca sin previo aviso.

Sea como sea, el imperativo clínico será siempre iniciar aquellos aspectos de la atención que son esenciales independientemente de la etiología al mismo tiempo que se implementa una estrategia para abordar aquellos trastornos que requieren intervenciones terapéuticas específicas.

¿Qué podemos hacer desde fisioterapia?

La rehabilitación dependerá obviamente de las secuelas dejadas por la encefalitis. Cuanto más tiempo haya durado la infección y cuanto más severa haya sido, el daño será mayor y las funciones que se recuperarán con el tiempo serán menos.

El objetivo principal será siempre mejorar la condición física reconstruyendo la actividad motora, el control postural y el control motor. Será por lo tanto primordial un correcto trabajo sobre la estabilidad a nivel proximal para conseguir un buen apoyo y equilibrio siempre con un objetivo funcional adaptado a las necesidades de cada paciente.

Una de las consecuencias más frecuente tras haber tenido encefalitis es sentir fatiga, por lo que el trabajo a nivel respiratorio y del entrenamiento de esfuerzo será uno de los objetivos a tener en cuenta. Pueden aparecer otras dificultades físicas, como problemas para controlar los movimientos debido a déficits motores (como puede ser la ataxia y otras alteraciones del movimiento, razón por la cual el control motor se ve alterado resultando dificultosas tareas como puede ser caminar o bien realizar alcances de objetos, etc). Además de los problemas de control motor comentados, pueden aparecer cambios sensoriales y parestesias para los cuales realizaremos un abordaje de estimulación sensorial, ofreciendo al sistema nervioso experiencias que puedan llegar a normalizar en la medida de lo posible esa alteración sensitiva. Cabe destacar los posibles cambios hormonales, los cambios en el funcionamiento sexual, dolores corporales, convulsiones, somnolencia y letargia.

Anjana Alles González

(fisioterapeuta de la Unidad de Rehabilitación Neurológica)

BIBLIOGRAFÍA

  1. Halperin, J. J. (2017). Diagnosis and management of acute encephalitis. Handbook of Clinical Neurology, 337–347
  2. Prüss, H. (2017). Postviral autoimmune encephalitis. Current Opinion in Neurology, 30(3), 327–333.
  3. Dutra, L. A., Abrantes, F., Toso, F. F., Pedroso, J. L., Barsottini, O. G. P., & Hoftberger, R. (2018). Autoimmune encephalitis: a review of diagnosis and treatment. Arquivos de Neuro-Psiquiatria, 76(1), 41–49
  4. Garrett KD, Irani F, Libon DJ, Swenson R, Wambach DM. Klüver–Bucy syndrome. In: Kreutzer JS, DeLuca J, Caplan B. (eds) Encyclopedia of clinical neuropsychology. Springer, New York, NY; 2011. pp. 1405-10
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

. ACEPTAR
Aviso de cookies
Cierre temporal del IRF La Salle

Estimados pacientes

En coherencia con las nuevas medidas adoptadas por el gobierno, el Instituto de Rehabilitación Funcional cierra sus puertas, hasta nuevo aviso.

Esta decisión disminuirá el tráfico de personas por las calles evitando que se propague aún más el virus.

Nos ponemos a su disposición para poder ayudarles aunque sea de manera telemática. 

Horario de atención telefónica de 9:00 a 17:00

Aquellas personas que estén interesadas en continuar sus tratamientos guiados por un profesional cualificado, no duden en ponerse en contacto a través de nuestro Servicio de Tele-Rehabilitación cuyo enlace ponemos a su disposición en el siguiente botón.

Un cordial saludo a todos en estos difíciles momentos.